Acompaño a mujeres que no han podido ser madre
a sentirse plenas con una vida sin hijos

01

Una Vida Plena
sin hijos

¿Sientes que no te es fácil compartir el dolor de no poder ser madre?

¿Sientes que tu sueño se derrumbó y no puedes soltar ese anhelo?

¿Tienes miedo a quedarte sola en un futuro?

¿Sientes vergüenza y culpa a la vez y no encuentras la forma de sentirte feliz contigo misma?

¿Sientes que no encajas con lo que se espera de ti?

Te acompaño a recuperar tu ilusión y tu autoestima con el programa Una Vida Plena sin hijos .

Un programa 100% práctico y online, donde tendrás todo el apoyo y cariño que necesites conocerás a otras mujeres que, al igual que tú, transitan por la misma situación.

Acabarás transformando este reto en tu mayor motivo de crecimiento personal y volverás a recuperar la ilusión y el sentido a tu vida.

02

¿Qué me pasa?

En algún momento de nuestra vida nos planteamos si queremos ser madre o no. Hay mujeres que lo serán y otras que no lo seremos. Mi deseo es ayudar a las mujeres en el reto de vivir para lo que no se habían preparado:
una vida sin hijos.
Aunque esto no nos define como personas ni nos hace menos completas, a menudo sentimos:

Dolor por no poder ser madre

"Me cuesta compartir lo que siento y el tormento interior que vivo con mis pensamientos"

No encajo en esta sociedad

"Siento que ser madre es lo que se esperaba de mí. Me incomodan las preguntas indiscretas y los consejos no pertinentes de los demás"

No puedo soltar el anhelo

"Era un sueño en el que creía y me cuesta mucho asumir que no se cumplirá"

Miedo a quedarme sola


"A menudo pienso en cómo será mi vejez sin hijos, me entristece y me crea ansiedad"

Evito compartir con mis amigas madres

"No logro sentir alegría por los embarazos de mis amigas, más bien al contrario, me incomoda"

Estoy vacía, rota, desesperanzada

"Siento que he fracasado y no sé cómo superarlo. Lo vivo sola e incomprendida. Me veo como un bicho raro."

Hola, soy Norma.
¡Bienvenida!

04

¿Qué me aporta?

Apuntarte al programa Una Vida Plena sin hijos, es hacerte 4 grandes regalos:
1

Sentirte acompañada, escuchada y arropada

Este es un espacio seguro e íntimo, libre de juicios, donde podrás expresarte y compartir con iguales. Te sentirás sostenida y apoyada. Todas, en algún momento, necesitamos este mimo. Este será el primer gran paso hacia ti misma. Tu regalo número 1

2

Herramientas prácticas y pasos claros

Aprenderás recursos para disponer de ellos en tu día a día. Este será tu segundo regalo: una cajita de herramientas a las que recurrir cuando quieras y donde quieras.

3

Recuperarás tu autoestima y autocuidado

Tu tercer regalo se llama La grandeza de reconocerte como la mujer valiosa que eres. Aprenderás a amarte y cuidarte y te convertirás en tu mejor amiga.

4

Ilusión en tu vida

Conectarás con aquello que te hace vibrar, lo que realmente es importante para ti. Construirás un nuevo paisaje que devolverá el sentido a tu vida. ¡Qué gran cuarto regalo!

Reflexiones

Aquí te dejo mensajes que nos nutren el alma